El vivo desierto de Los Monegros

Las rutas por el vivo desierto de Los Monegros recorren en parte una de las áreas esteparias más impresionantes del sur de Europa.

Suena a lugar olvidado, solitario y diferente; aunque con personalidad, poderoso, magnético, apasionante. Dicen que su nombre procede de ‘Montes Negros’, que es lo que parecía, en la distancia, antes de que talaran —la leyenda cuenta que lo ordenó Felipe II para construir la fallida «Armada Invencible»— los frondosos bosques de pinos y sabinas que protegían sus tierras.

Destaca la laguna de Sariñena, una de las más grandes del país y punto en la ruta de migración de muchas especies. Se han llegado a contabilizar más de 200 especies de aves acuáticas.

Cerros, montículos que se levantan en medio de las estepas. El viento, el sol y el agua se han encargado de construir este paisaje crudo y agreste, con todo tipo de formas, relieves y barrancos impresionantes.

En Villanueva de Sijena podemos visitar la casa natal de Miguel Serveto, hombre del Renacimiento: profesor de matemáticas y astronomía, anatomista, médico activo y Nobel de los cardiólogos. Y el Real Monasterio de Santa María de Sijena, de estilo románico de transición fundado en 1188. El monasterio acogió a reyes y reinas e incluso fueron enterrados allí la reina Doña Sancha y el rey Pedro II. Sirvió de depósito de una parte del tesoro real, y como archivo monástico entre los siglos XIII y XIV. Gracias a los importantes donativos que recibió, se convirtió en uno de los monasterios más ricos y bellos de Europa.

Itinerario 1: Jubierre

Un amplio espacio en declive que supone la conexión entre la depresión de Sariñena, por la que circula el río Alcanadre, y la llanura superior.

El tozal es uno de los principales protagonistas de este paisaje. Son cerros o montículos que se levantan en medio de las estepas. Los cinco más aconsejables de contemplar son: tozal de la Cobeta, tozales de los Pedregales, tozal de Colasico, tozal Solitario, Mirador Oriental y Peña Altar.

Desnivel máximo: 50 m
Dificultad: fácil
Duración aproximada:3 horas

Itinerario 2: los torrollones

La Naturaleza ha cincelado con el paso del tiempo un insólito paisaje en la zona denominada La Serreta, al sur de Huesca. Es el terreno que enlaza la parte más meridional de la Plana oscense con las estepas monegrinas.